-->

El melasma es una mancha de color café que aparece principalmente en el rostro de mujeres
jóvenes, aunque puede aparecer menos frecuentemente en hombres.
Es una enfermedad crónica, persistente que provoca timidez y baja autoestima. No se trata de
una alteración únicamente estética, ya que provoca alteraciones emocionales con mudanzas
en el comportamiento psicosocial de quien lo padece, al igual que el acné y otras
enfermedades dermatológicas.
El tratamiento ha mudado a lo largo del tiempo, ya se tiene más información de sus causas y
de los factores de peoría, aunque nos queda aún un largo camino por recorrer hasta conseguir
tratarlo definitivamente. Es importante realizar un diagnóstico correcto y no confundirlo con
otras enfermedades como lupus cutáneo, dermatitis, melanosis solares o manchas
hipercrómicas residuales.
Es sumamente importante que el o la paciente con melasma se proteja del sol con protector
solar, siendo éste el pilar principal del tratamiento. Aunque éste protector solar tiene que
cumplir ciertas características específicas: protector solar físico con alta protección y
pigmentos (base).
Existen dos tipos de filtro solar, de los cuales ya explicamos en nuestro tema: ¨la importancia
de aplicar filtro solar¨
El Melasma empeora con el calor y por tanto el protector físico es mejor o por lo menos la
mezcla de ambos con protección alta. Además de eso, nuevos estudios han demostrado que la
luz de lámparas, computadores, etc. Manchan la piel y peor aún, solo mancha pieles morenas
o ya pigmentadas. No existen protectores solares capaces de proteger de esa luz visible, y por
el momento solo los protectores con base ofrecerán protección contra ese tipo de luz.
Otra recomendación en relación a los cuidados de quien tiene melasma, es evitar dejar la piel
irritada, enrojecida, con ardor o quemada, ya que esto definitivamente irá empeorar las
manchas, ya que cualquier inflamación provocará una hiperpigmentación. Siendo así, la piel
con melasma además de protector solar con color, precisará de hidratación con substancias
calmantes. Recordar que cualquier tratamiento agresivo como peelings medios o profundos,
laser, exfoliaciones agresivas, pueden producir efecto rebote, es decir, provocar aumento o
agravamiento de la mancha ya existente.
Muchas veces, menos es más…, un filtro solar adecuado, aplicado varias veces al día, asociado
a una piel bien limpia e hidratada, puede ser mitad del camino andado para el tratamiento del
melasma.
Cualquier duda, consúltenos. Será un placer atenderle!!!

Dra. Claudia Gertrudis Cardoza Cisneros

Dermatóloga, Especialista en el cuidado de la piel.
Tel. 2223-1170
Tel. 2523-7455

Latest posts by Dra. Claudia Gertrudis Cardoza Cisneros (see all)

Subscribase a nuestra Lista de Correos

Subscribase a nuestra Lista de Correos

Incluyase en nuestra lista de correos de vida saludable para recibir notificaciones y noticias en su correo lectronico.

Gracias pos incluirse

Share This
-->