-->
¡Oferta!

Promoción Pruebas hormonales

$95.00 $76.00

Promoción Pruebas Hormonales.

Exámenes incluidos en esta oferta:

Precio: $76.00

    • TSH (Estimulante de la tiroides).

 

    • FSH (Foliculo estimulante).

 

    • PROLACTINA.

 

    • CEA (Antígeno Carcinoembrionario).

 

 

Descripción

Detalles

Las hormonas están presentes en la sangre en determinadas concentraciones. Para tener una referencia de los niveles hormonales “normalesse ha establecido una serie de valores para cada hormona, a través de los cuales es posible determinar los niveles “sanos” e identificar la existencia de alguna anomalía.

Estos valores hormonales nos proporcionan información sobre el estado de salud de la persona y/o de la existencia de irregularidades hormonales y/o de un embarazo. No obstante, el obtener valores fuera de la norma, no necesariamente tiene que indicar una alteración hormonal patológica, ya que éstas pueden ser temporales, debido, por ejemplo, a estrés o alteraciones en la dieta alimenticia. Por eso, para verificar los resultados obtenidos con un análisis, sería conveniente realizar varios análisis comparativos.

 

Aspectos destacados

Hormonas Hipofisiarias:

TSH (Estimulante de la Tiroides).

El TSH es un examen que mide la cantidad de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) en la sangre. Esta hormona es producida por la hipófisis. Le ordena a la glándula tiroides producir y secretar las hormonas tiroideas en la sangre.

Preparación para el examen

No se necesita ninguna preparación para este examen. Pregúntele a su proveedor de atención médica sobre cualquier medicamento que esté tomando y que pueda afectar los resultados del examen. NO deje de tomar ningún medicamento sin consultarle primero a su proveedor.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se introduce la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado; otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil o un hematoma leve, los cuales pronto desaparecen.

Razones por las que se realiza el examen

Su proveedor ordenará este examen si usted tiene signos o síntomas de hipertiroidismo o hipotiroidismo.

 

Resultados normales

    • Los valores normales pueden fluctuar de 0.4 a 4.0 mlU/L (miliunidades internacionales por litro).

 

    • Los valores de TSH pueden variar durante el día. Es mejor hacerse la prueba temprano a la mañana.

 

    • Los expertos no están de acuerdo completamente sobre cuál debería ser el número más alto. Las opiniones varían de 2.5 a 4.0 mlU/L.

 

    • Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre laboratorios. Algunos laboratorios usan diferentes medidas o pueden evaluar distintas muestras. Hable con su proveedor acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

 

 

    • Si usted está en tratamiento por un trastorno tiroideo, el nivel de la hormona estimulante de la tiroides probablemente se mantendrá entre 0.5 y 4.0 mlU/L, excepto cuando:

 

    • La causa del problema es un trastorno de la hipófisis. Se puede esperar un TSH bajo.

 

    • Alguien que haya sido tratado por cáncer de tiroides. Un nivel de TSH bajo puede ser mejor para prevenir que el cáncer de tiroides reaparezca.

 

    • Una mujer está embarazada. El rango normal de TSH es diferente para las mujeres que están embarazadas. Su proveedor puede sugerir que tome hormona tiroidea, incluso si su TSH está en el rango normal.

 

 

Significado de los resultados anormales

    • Los niveles de TSH por encima de lo normal casi siempre se deben a una glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo). Hay muchas causas de este problema.

 

    • Los niveles por debajo de lo normal pueden deberse a una glándula tiroides hiperactiva, que puede ser causada por:

 

    • Enfermedades Graves.

 

    • Bocio nodular tóxicoo bocio multinodular.

 

    • Demasiado yodo en el cuerpo (debido al hecho de recibir un medio de contraste yodado empleado durante exámenes imagenológicos, como una tomografía computarizada (TC).

 

    • Tomar demasiado medicamento para la hormona tiroidea o suplementos recetados o de venta libre que contengan hormona tiroidea.

 

 

Riesgos.

Las venas y las arterias varían de tamaño de un paciente a otro y de un lado del cuerpo a otro; por esta razón, puede ser más difícil obtener una muestra de sangre de algunas personas que de otras.

Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden incluir:

    • Sangrado excesivo.

 

    • Desmayo o sensación de mareo.

 

    • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel).

 

    • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel).

 

Nombres alternativos

Tirotropina; Hormona estimulante de la tiroides; Hipotiroidismo – TSH; Hipertiroidismo – TSH; Bocio – TSH

FSH (Folículo Estimulante).

La hormona folículo estimulante (FSH) es producida por la glándula pituitaria, una glándula del tamaño de un guisante ubicada cerca del cerebro, que desempeña un papel de importancia en el desarrollo sexual. El análisis de la hormona folículo estimulante mide el nivel de esta hormona en la sangre.

En los niños, los niveles de esta hormona son normalmente bajos. A medida que se acerca la pubertad (en general, entre los 10 y los 14 años), el cerebro produce la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), que comienza con los cambios que llevan a la madurez sexual. La GnRH le indica a la glándula pituitaria que libere otras dos hormonas de la pubertad en el torrente sanguíneo: la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Los médicos suelen solicitar un análisis de LH al pedir un análisis de FSH.

En los niños, las hormonas FSH y LH actúan en conjunto para que los testículos comiencen a producir testosterona, la hormona responsable de los cambios físicos de la pubertad y de la producción de esperma.

En las niñas, las hormonas FSH y LH indican a los ovarios que comiencen a producir estrógeno, lo que hace que el cuerpo de las niñas madure y se prepare para la menstruación.

Como las hormonas FSH y LH actúan estrechamente entre sí, los médicos suelen solicitar los análisis juntos, así como análisis de testosterona (la hormona sexual masculina) y estradiol (una forma de estrógeno, la hormona sexual femenina). En conjunto, los resultados suelen proporcionar una imagen más completa de la maduración sexual de un niño.

Por qué se realiza

Es posible que los médicos soliciten un análisis de FSH si un niño o una niña parece estar ingresando en la pubertad antes o después de lo esperado. Los niveles elevados se asocian con la pubertad precoz (temprana), mientras que los niveles reducidos pueden ser un indicador de desarrollo sexual tardío.

El análisis también sirve para comprobar lesiones o afecciones de los testículos o los ovarios, la glándula pituitaria o el hipotálamo, una zona del cerebro del tamaño de una almendra, que une el sistema nervioso con el sistema endocrino que produce hormonas.

En los adultos, los niveles de FSH también ayudan a los médicos a evaluar los problemas de fertilidad y los problemas menstruales.

Preparación

Para este análisis, no es necesario realizar ningún tipo de preparación. Será de ayuda llevar una camisa de mangas cortas el día del análisis para facilitar la tarea del personal encargado de la extracción de sangre.

 

PROLACTINA.

La prolactina, también llamada hormona luteotropin, es una hormona proteica producida por la glándula pituitaria, que actúa junto a otras hormonas para iniciar la secreción de leche por las glándulas mamarias. En las mujeres la principal acción de la prolactina es iniciar y mantener la lactancia. En las madres en período de lactancia, la estimulación táctil del pezón y los pechos bloquea la secreción de dopamina por parte del hipotálamo, la cual normalmente inhibe la prolactina.  Esta inhibición se traduce en un fuerte aumento de las concentraciones de prolactina en sangre, seguido de un descenso significativo cuando la lactancia se detiene.

Las concentraciones elevadas de prolactina inhiben la secreción de hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) desde el hipotálamo, disminuyendo de ese modo la secreción de las gonadotropinas (la hormona luteinizante y la hormona folículo-estimulante), e imposibilitando la acción de las gonadotropinas sobre las gónadas. Por tanto, durante la lactancia estos niveles reducen la fertilidad, considerándose este hecho como un mecanismo de protección para que las mujeres no queden embarazadas mientras están alimentando a los recién nacidos.

Debido a que la prolactina actúa para mantener el cuerpo lúteo del ovario, que constituye la fuente de la hormona sexual femenina progesterona, se dice que también ayuda a mantener el embarazo, un período que se caracteriza por el aumento considerable de la secreción de prolactina. Factores como las altas dosis de estrógenos y la estimulación transitoria por el estrés y los ejercicios pueden influir también en la liberación de esta hormona.

La deficiencia y el exceso de prolactina.

Para comenzar, se plantea que la deficiencia de prolactina se produce como resultado de la deficiencia de la hormona pituitaria en general, una condición que se caracteriza por la deficiencia de otras hormonas, además de la prolactina.

Una causa principal para que exista deficiencia de hormonas pituitarias es la presencia de un tumor hipofisario. El ejemplo más notable de la insuficiencia de prolactina es el síndrome de Sheehan, en cuyo caso la glándula pituitaria anterior de las mujeres embarazadas se destruye parcial o totalmente, durante o poco después de dar a luz. Este síndrome tiende a ocurrir con más frecuencia en las mujeres que tienen sangrado excesivo durante el parto y como resultado no producen leche materna y no pueden amamantar a sus bebés.

La insuficiencia de prolactina no causa alteraciones en las mujeres que no están en período de lactancia y no causa anomalías en los hombres.

Por otra parte, el aumento de la secreción de prolactina puede ser causado por un daño en el tallo hipofisario, interrumpiendo así el flujo de dopamina desde el hipotálamo a las células lactotrofas. Otros desencadenantes pueden ser los tumores de la glándula pituitaria, tales como los adenomas lactotróficas o prolactinomas, así como varias enfermedades sistémicas, en particular la deficiencia de la tiroides.

En las mujeres con edad reproductiva, las altas concentraciones de prolactina resultan en una disminución de la secreción de gonadotropinas y por lo tanto, la disminución de la función ovárica. La frecuencia de los períodos menstruales disminuye (oligomenorrea), o incluso pueden desaparecer  por completo (amenorrea). En adición, se presentan síntomas de deficiencia de estrógenos, como la pérdida de deseo sexual, sequedad de la vagina, infertilidad, y con menor frecuencia, la lactancia anormal (galactorrea).

Las altas concentraciones de prolactina generalmente no se asocian con los síntomas de las mujeres posmenopáusicas, aunque en muy raros casos pueden producirse episodios de galactorrea. En los hombres, las concentraciones elevadas de prolactina también disminuyen la secreción de gonadotropinas, y por lo tanto disminuyen la función testicular, lo que resulta en bajas concentraciones séricas de testosterona. En esos casos los principales síntomas son la pérdida del deseo sexual, disfunción eréctil, debilidad muscular e infertilidad.

Los prolactinomas son el tipo más común de tumores que secretan hormonas pituitarias. Son cuatro o cinco veces más comunes en mujeres que en hombres, sin embargo, tienden a ser más grandes en los hombres cuando se diagnostican. Esta diferencia se explica por el hecho de que la irregularidad menstrual es un indicador muy sensible de exceso de secreción de prolactina, mientras que la disminución de la función testicular en los hombres no lo es.

Los prolactinomas suelen causar dolores de cabeza, trastornos en la visión, así como síntomas y signos de otras deficiencias hormonales hipofisarias.

La mayoría de los pacientes con prolactinomas se tratan con medicamentos que imitan la acción de la dopamina, tales como bromocriptina y cabergolina. Estos fármacos producen una disminución rápida en la secreción de prolactina y del tamaño del tumor. No obstante, en algunos casos, los medicamentos no son eficaces o pueden causar efectos secundarios indeseables, tales como náuseas, vómitos y dolor de cabeza. Estos pacientes pueden ser tratados por cirugía o terapia de radiación.

Las personas que presentan escasos síntomas, por ejemplo, la ausencia de la menstruación ocasionalmente, pueden no requerir tratamiento. Estos pacientes suelen tener tumores que no crecen y una hiperprolactinemia leve que no aumenta.

 

 

CEA (Antígeno Carcinoembrionario).

El examen del antígeno carcinoembrionario (ACE) mide el nivel de ACE en la sangre. ACE es una proteína que normalmente se encuentra en el tejido de un feto en el útero. El nivel sanguíneo de esta proteína desaparece o se vuelve muy bajo después del nacimiento. En los adultos, un nivel anormal de ACE puede ser un signo de cáncer.

 

Forma en que se realiza el examen:

Se necesita una muestra de sangre.

Preparación para el examen.

El tabaquismo puede incrementar el nivel de ACE. Si usted fuma, el médico puede pedirle que evite hacerlo por un corto período de tiempo antes del examen.

 

Lo que se siente durante el examen.

Cuando se introduce la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado. Otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil o un hematoma leve. Esto desaparecerá poco después.

Razones por las que se realiza el examen.

Este examen se hace para vigilar la respuesta al tratamiento y luego verificar el retorno del cáncer de colon y otros cánceres, como el cáncer tiroideo medular y cánceres del recto, el pulmón, las mamas, el hígado, el páncreas, el estómago y los ovarios. No se utiliza como prueba de detección para el cáncer y no debe realizarse a menos que se haya diagnosticado cáncer.

Resultados normales.

El rango normal es de 0 a 2.5 microgramos por litro (mcg/L). En los fumadores, el rango normal es de 0 a 5 mcg/L.

En los fumadores, los valores ligeramente más altos se pueden considerar normales.

Significado de los resultados anormales.

El nivel alto de ACE en una persona recientemente tratada para ciertos cánceres puede significar que la enfermedad ha retornado. Un nivel más alto de lo normal puede deberse a los siguientes cánceres:

    • Cáncer de mama.

 

    • Cánceres del aparato urinario y reproductor.

 

    • Cáncer de colon.

 

    • Cáncer de pulmón.

 

    • Cáncer pancreático.

 

    • Cáncer de tiroides

 

Un nivel de ACE más alto de lo normal no puede diagnosticar un cáncer nuevo por sí solo. Se necesitan más exámenes.

El aumento del nivel de ACE también puede deberse a:

    • Problemas del hígado y la vesícula biliar, como la cicatrización del hígado (cirrosis) o inflamación de la vesícula biliar (colecistitis).

 

    • Tabaquismo excesivo.

 

    • Enfermedades intestinales inflamatorias (como colitis ulcerativao diverticulitis).

 

    • Infección pulmonar.

 

    • Inflamación del páncreas (pancreatitis).

 

    • Úlcera gástrica

 

Riesgos.

    • Las venas y las arterias varían de tamaño de una persona a otra y de un lado del cuerpo a otro. Obtener una muestra de sangre de algunas personas puede ser más difícil que de otras.

 

    • Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden incluir:

 

    • Sangrado excesivo (raro).

 

    • Desmayo o sensación de mareo.

 

    • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel).

 

    • Infección (un riesgo leve en cualquier momento que se presente ruptura de la piel).

 

Nombres alternativos

Examen de sangre para antígeno carcinoembrionario

¿Por qué necesitas estas pruebas hormonales?

Razones por las que se realiza el examen.

Las pruebas hormonales son de las pruebas diagnósticas que se realizan para buscar problemas de infertilidad en hombres y mujeres, permiten medir ciertas sustancias (hormonas) en el organismo para determinar las causas de distintas afecciones, trastornos en los ovarios, problemas para concebir un embarazo o infertilidad, hasta padecimientos de las glándulas.

 

Exámenes incluidos en esta oferta:

Precio: $76.00

    • TSH (Estimulante de la tiroides).

 

    • FSH (Foliculo estimulante).

 

    • PROLACTINA.

 

    • CEA (Antígeno Carcinoembrionario).

 

¿Por qué recomendamos al Laboratorio Clínico San Miguelito?

Porque brinda servicios de análisis de laboratorio clínico con eficiencia, responsabilidad, calidad y un alto compromiso ético, proporcionando resultados íntegros y confiables que cumplan con los requisitos de las normas de calidad a través del uso de la tecnología y de profesional capacitado garantizando oportunamente el diagnóstico  del estado de salud de los usuarios.

 

¿Cómo llegar?

En la avenida Dr. Max Bloch, frente al Hospital de ojos y otorrino.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Promoción Pruebas hormonales”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
-->