Urología.

La urología es la especialidad médico-quirúrgica que se interesa por el estudio, los tratamientos y las afecciones que afectan al aparato urinario a nivel de los riñones, de los uréteres (que conducen la orina de los riñones hasta la vejiga), de la vejiga y de la uretra que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo.

Además, se ocupa del aparato genital del hombre: el urólogo es para los hombres lo que el ginecólogo para las mujeres. Esta especialidad también interviene en el tratamiento de la próstata, incluyendo los adenomas o hiperplasias benignas de la próstata y controlando que no se desarrollen los cánceres. Los médicos especializados en urología se llaman urólogos. Muchas de las enfermedades urológicas se tratan quirurgicamente.

 

Examen Físico:

 

La consulta empieza por una serie de preguntas que varían en función del sexo del paciente.
Con un hombre, el especialista se interesa, por ejemplo, por el volumen y la fuerza de la orina, las veces necesarias para vaciar la vejiga, el número de veces que necesita orinar por la noche, y por la presencia de sangre o sensaciones desagradables. Si el paciente es fumador o no. Además, palpa el abdomen, observa los órganos genitales externos, puede efectuar un tacto rectal para examinar la próstata y proceder a una ecografía de los riñones, la vejiga y la próstata.

Con una mujer, el especialista se informa sobre los embarazos, los partos y el seguimiento ginecológico. El examen se efectúa en la misma posición que con el ginecólogo y permite detectar el funcionamiento anormal de la vejiga, una sequedad vaginal o un desprendimiento de órganos (prolapso).

 

Campo de actuación de un urólogo.

 

El urólogo es el médico especializado en el diagnóstico, tratamiento y procedimientos quirúrgicos del aparato urinario y glándulas suprarrenales de ambos sexos, además de todo lo concerniente al aparato reproductor masculino. Debido a esto, los padecimientos que estudia y trata el urólogo son:

– Infecciones en vías urinarias. Estas infecciones se pueden presentar en cualquier etapa de la vida a causa de relaciones sexuales o algunas bacterias.

– Problemas de incontinencia urinaria. Este es un problema común en las personas de más de 40 años, aunque a veces también se presentan en gente más joven. Es importante visitar al urólogo para determinar el mejor control a la incontinencia.

– Infertilidad masculina y problemas reproductivos. Cuando una pareja está buscando procrear y no le es posible, resulta necesario que el hombre visite al urólogo para descartar cualquier problema. Otros problemas reproductivos que requieren la atención de este especialista son la eyaculación precoz o el dolor durante las relaciones sexuales, entre otras.

– Tumores en el tracto genitourinario. El cáncer es una enfermedad que puede atacar a casi cualquier órgano del cuerpo humano pero cuando ataca al sistema urinario femenino o masculino y el sistema reproductor masculino, es importante buscar la asesoría de un urólogo oncólogo.

– Deformaciones en uréter, uretra o vejiga por cáncer. Cuando el cáncer ha atacado a cualquiera de estos tres órganos y ha sido necesaria una cirugía para extirparlo, los órganos suelen sufrir un deformación que puede afectar a sus funciones. Para prevenir esto, el especialista en urología reconstructiva debe corregir dichas deformaciones y dejar los órganos funcionando lo más normal posible.

 

Especialistas en Urología:

 

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Urolog%C3%ADa

http://salud.ccm.net/faq/9626-urologia-definicion

http://www.doctissimo.com/es/salud/consulta-medica/especialidades-medicas/urologo

http://blog.doctuo.net/es/padecimientos-que-trata-el-urologo/